Un pequeño diccionario de Rugby


Bueno, ya sabeis que juego de segunda línea en el Club Rugby A Palos de Cuenca, y qué mejor forma de que os adentréis en este juego a través de este pequeño "glosario" de términos, en clave humorística, claro, desde la perspectiva de los pillieres.

Ala: Personas que corren mucho, sin mérito alguno, dado que no tienen “mochila” como los pilieres. Suelen ser los primeros en liar las tanganas y los primeros en marcharse cuando aparecen los delanteros a defenderles. Beben zumos en el tercer tiempo... puaggggg.

Apertura: El 10. El hombre que nunca placa. Uno de los dos objetivos a chocar si llevas el balón junto con el medio melé). Estos dos son los que con frecuencia, y al ver llegar al/los contrario/s, te hace la vendida y te da el balón a un metro de ellos. Muy majos. Lo peor es escucharles continuamente.

Árbitro: Personaje que administra el reglamento de la Fira que es claramente anti-gordos.

Avant: Jugada preferida por los tres cuartos. Por más que lo ensayan y nombran jugadas siempre acaba todo igual: los gordos haciendo una melé por avant.

Campo: Mide demasiado, no hay forma de coger o placar a los tres cuartos rivales, mierda de anoréxicos...

Centros: Tres cuartos igual de anoréxicos que los Alas, pero que corren menos y (supuestamente) placan más.

Conversión: Jugada para que chupe cámara el pateador y realice su ritual gilipollesco de gestos (algunos incluso se ponen de moda entre ellos, culito en pompa, manos entrelazadas...) para al final, hacer lo mismo que haríamos los gordos, dar una patada a un balón parado... menudo mérito.

Delanteros: Los ocho jugadores más importantes de este bello deporte, los que se baten el cobre. Son grandes y fuertes para sus trabajos específicos. Se agrupan en primera (más pesados, inteligentes y guapos), segunda (altos y sin cerebro) y tercera línea (tres cuartos fuertes). Estos son los que de verdad beben en el Tercer Tiempo.

Drop: Patada a palos en juego que se realiza a bote pronto y vale tres puntos, excusa del pateador (otra más) para no chocar y provocar un retardado sobre el, para que fingiendo, te enseñen tarjeta amarilla.

Ensayo: Un jugador marca un ensayo cuando posa la bola en la zona de marca adversaria. Su valor es de cinco puntos que pueden complementarse con dos más si se transforma la patada de conversión posterior. El ensayo de castigo se concede entre los postes cuando, la delantera contraria se humilla reiteradamente y no nos deja empujarles. El Ensayo, con mayúsculas, se produce cuando un pilier entra en apoyo de la línea (nunca estará allí de palomero, siempre vendrá en carrera).

Flankers: Jugadores 6 y 7 del equipo. Miembros de la tercera línea. Son los delanteros más dinámicos, fuertes y rápidos (en realidad son los pilieres, pero estos por modestia, delegan en ellos para que se puedan lucir), pero contundentes en el choque porque son quienes se encargan de corregir al medio melé o apertura contrarios. Suele decirse irónicamente que una buena melé siempre debe contar con un flanker psicópata.

Fases: Parida táctica del entrenador, que trato de decirnos que hay muchas, cuando los gordos sabemos que solo hay dos en todo el partido, llamadas “tiempos” 1º y 2º.

Fijar: Acto de cobardía que consiste en pasar el balón cuando un gordo te va a placar y dejarle compuesto y sin novia.

Fuera de juego: Suele pasar cuando sacan las cervezas y te pillan hablando con el contrario, (sobre todo a los tres cuartos), más frecuente es el hecho de que salgan las tapas y no pilles ninguna.

Infracciones: Leyes que se inventan los delgaditos para que no les podamos tocar. Que si no tengo balón, que si estás delante de la abierta.... mariconadas para que no les podamos dar su merecido.
Juez de touch: El novato del equipo, que no va a jugar y se le deja que haga un poco de ejercicio.

Maul: Se produce cuando estás cansado, perdón, ves que tu equipo se queda atrás por tu rapidez y te giras para esperarles y ofrecerles el balón, es un acto de generosidad de los gordos.

Melé: Cuando el partido es en un día lluvioso, y ya llevamos 10 melés, a partir de esa, solo valen para apoyarnos en el compañero y en los contrarios a descansar un poco y recuperar el resuello. Eso si el rival es legal, si se pican, es una jugada ideal para demostrar quienes son los mas fuertes.

Medio melé: Es, junto con el apertura, el gay del equipo. Si bien es cierto que da más la cara y que para placar suele colgarse del cuello de los delanteros. Se tira todo el partido dándolos azotes en el culo y llamándonos gordos. No es mal tipo... después de todo juega a tu lado.

Pantalla: Pides el balón en carrera y cuando tus 150 kilos están en marcha, el medio melé no te da el balón y el colegiado pretende que pares en seco o desaparezcas... ¡ casi ná ¡.

Pase: Gesto que realizan los delgaditos para pasarse el balón estando cada vez más lejos, complicando el gesto que hacemos los gordos de darlo en la mano las pocas veces que nuestro limitado cerebro no nos pide “no lo pases y tira p’adelante que no te para nadie”.

Pateo: Esto es algo que los pilieres tenemos prohibido y pobre del que lo haga y salga mal, el tercer tiempo será la mofa de todos sus compañeros por patear en lugar de chocar contra alguien, eso si, los tres cuartos siempre tendrán alguna excusa para sus fallos, aire..., lluvia,... presión, ...., tipo upatrander (la bola sube y vuelve hacia su campo en lugar de avanzar). Cuando un tres cuartos del equipo contrario va a patear los gordos subimos con la excusa de taponar el balón y de paso paras tu cuerpo con la cara del contrario para volver a tu campo diciéndole al arbitro “no he podido pararme”. En general es un recurso de los anoréxicos para cuando un gordito llega en apoyo de la línea (nunca se habrá quedado de palomero, eso no es cierto, es visión de juego, leer el partido), bueno cuando el gordito va a placar al anoréxico, éste cobarde da una patada a seguir, de forma que no le puedas placar (mejor dicho no le debas placar), te tengas que dar la vuelta e ir hacia el balón, todo esto mientras tu barriga patina hacia un lado, tus piernas frenan hacia otro y tu cuello se gira buscando el balón, y claro el delgadito se escapa... mierda de reglas.

Pell-off: Se produce cuando uno o varios jugadores abandonan su posición en el alineamiento (touch o line-out) con la finalidad de tomar el balón que ha sido pasado o palmeado por uno de sus compañeros de alineamiento.

Percusión: ahhh, por fin... que gusto, pillé al tres cuartos y le esmigué. Al margen de ese placer, percutir es el oxigeno de los delanteros, si percutes tu se te hinchan los pulmones (mitad orgullo) y si recibes tu la percusión se te deshinchan (orgullo fuera y dolor dentro).

Pilier: Estilo de vida llevado hasta las últimas consecuencias. Son siempre castigados por sus clubes al empeñarse estos en que las camisetas que deben lucir (Números 1 y 3) son XXL de verdad, cuando todos sabemos que encogen, no porque estemos esa temporada más gordos, digo fuertes.. Son los catedráticos del equipo, algunos dicen que tienen un cerebro binario de dos posiciones (empujar o placar), pero se equivocan, son mucho más profundos, les cabe otra idea (beber). En otro manual daremos grandes citas de estos monstruos de la materia gris.

Pick and go: ¿acaso hay alguna otra posibilidad de juego? Ah, si... dársela a los delgaditos.

Placaje: forma educada de pedir al contrario que pare, que no sea egoísta y deje que los demás toquen el balón, los tres cuartos (son muy educados) se lo dicen a base de “pegatinas”, o sea, golpecitos ligeros en la espalda, pero debe ser que dan flojo porque no les escuchan y no paran hasta que un delantero se lo dice por escrito a la altura de los riñones.

Primera línea: Formado por los pilieres y el talonador. Es la amistad, la unión. Un partido lo ganan quince pero lo pierden tres.

Pub: Lugar donde los gorditos demuestran que no solo de bebidas isotónicas vive el hombre y donde tratamos de convencer a los tres cuartos de que con unos kilitos estarían más guapos. De un tiempo a esta parte se ha puesto de moda celebrar los terceros tiempos en una taberna irlandesa, cuando todos sabemos que no tienen pinchos, ni tortilla de patatas ni croquetas ni empanadillas (salvo el O’Dirscoll de Torrejón que Cesar lleva de todo), eso si, buena cerveza y mejor güisqui. El pilier cuando se retira pone un negocio de estos, es donde se siente más cómodo, lo malo es que se bebe los beneficios, pero en fin, no hay trabajo perfecto.

Off load: El juego de apoyo y transmisión. Ilusión que repite incansablemente el entrenador todos los días y que nunca he llegado a entender (deberé aprender más inglés).

Octavo: El último “miembro” de la delantera en la melé. Es el que sufre los efectos de las comidas copiosas de sus compañeros delanteros (lo siento por el en días de cocidos madrileños). Suele ser un gordito con conciencia que sueña con marcar abdominales, (eso que dicen existe, yo no me lo creo). Suele jugar de ocho el delantero que ese año más ha adelgazado (cobardía premiada).

Segunda línea: Jugadores muy altos y con poco cerebro y menos coordinación todavía que debido a esto no han triunfado en el basket y que para nada que hacen (saltar la touche) necesitan de la ayuda de los fornidos pilieres para levantarles.

Set Piece: ¿¿ein?? ¿¿lo cualo??.

Sin bin: Zona de descanso.

Ruck: Zona donde se aplica aquella regla no escrita de “todo lo que hay debajo de la bota es césped” y por lo tanto, le recuerdas a algún contrario lo mal que se portó contigo en otra jugada pasada, firmándole la camiseta con los tacos de tu bota.

Talonador: Debe su nombre a una malformación que le permite (mientras los pilieres empujan por el) patear como pueda el balón hacia los segundas o terceras. Es el encargado de repetir las señas en los saques de banda y al que siempre algún pilier le tiene que recordar que se quite el protector bucal para entenderle, aunque da igual, porque el balón suele ir donde no hemos dicho por haber sacado mal la touche, perdiéndose el balón (lo rifan) dando lugar a un peligroso contraataque. Por esto, son grandes aficionados a la loteria y a las rifas.

Tercer tiempo: El rugby es una excusa para celebrar el tercer tiempo. El rival te puede haber derrotado en el campo, pero tu tienes que ser el último en salir del bar.

Tercera línea: Formada por los nº 6, 7 y 8. Vease Flankers y Octavo.

Tres cuartos: Son los anoréxicos que provienen del atletismo y crean figuritas para no ser placados (cruces, saltos, fintas, pases largos y patadas).

Touch (Line out): Momento en el que podemos recuperar un poco el resuello después de que los tres cuartos, el medio melé y el apertura decidan sacar el balón fuera del campo (de una puñetera vez). Aunque a veces aparece el típico ala listillo que se hace un autosaque y nos joroba el descanso el muy mamón... Cuando llegamos nos situamos una delantera enfrete de la otra, con miradas agresivas (disimulando la asfixia) y mientras el colegiado nos invita a que dejemos un margen de un metro (como que estamos para contar nosotros...) que nunca se respeta. Y es entonces cuando el talonador tiene su momento de gloria, en el que puede que incluso acierte con lo marcado en las señas y con su compañero alzado entre dos gorditos sosteniéndolo por la cintura (el entrenador insiste en ganar altura sosteniéndole por las rodillas, entre las risas de los pilieres).

Ventaja: Jugada que se convierte en un ciclo cerrado, en un dejavú que consiste en que cuando el contrario mete la pata (también ellos tienen tres cuartos que se les caen los balones) el arbitro te deja coger el balón e iniciar el contraataque, normalmente se busca al medio melé para que éste le pase el balón a los tres cuartos para que estos a su vez, pierdan el oval en otro avant y al final acabemos como siempre, en otra puñetera melé.

Zona de marca: Hay dos: la contraria y la tuya. La contraria es el lugar que la primera línea sueña con posar el balón y tener su momento de gloria y la zona de marca nuestra es donde no deben ni pueden llegar los contrarios. En esta zona se han vivido momentos inolvidables, a veces por el lucimiento de los anoréxicos que al lanzarse para realizar un ensayo glorioso se les ha caído el balón de las manos. Normalmente, el gordo que ve la línea de marca no busca ganar más metros acercándose a los palos (bastante ha tenido con llegar allí).

Zaguero: Es el jugador número 15. Fermín dice que debe tener mucha riqueza táctica y técnica... que debe leer los partidos... que su patada es fundamental, especialmente la defensiva... que deben ser fuertes en el placaje... pero en España nos conformamos con que paren inicialmente al contrario (sin pegatinas) y que no se les caigan muchos balones al pedir el mark y que al patear, por lo menos, echen el oval fuera del campo, pero siempre se les queda dentro y .... otra vez a correr.

Y esta tarde, entrenamiento. Al que se anime, Parque de los Príncipes de Cuenca a las 19:00.

Editado: la diccionario no es de mi autoría, me llegó tal cual por correo electrónico. Si alguien conoce al autor, agradecería que se me indicase para darle al César lo que es del César.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Podrias citar la fuente, no?? (Creo que es el blog patada a seguir)
El Marqués del Villar ha dicho que…
La fuente la desconozco, a mí me llegó por correo electrónico, me gustó en la puse. No tuve ninguna pretensión de apoderarme de algo que no es mío. Me suena haberlo leído previamente en "Patada a seguir" o en "Balón oval", aunque no recuerdo bien. A mí me parece el típico correo escrito hace tiempo que va dando vueltas y vueltas y la gente lo va poniendo en los blogs y reenviándolo, con lo que localizar a quien lo escribió me parece difícil.

De cualquier modo agradezco la observación. Si averiguas quién es el autor te agredecería que me lo indicases para incluirlo en la entrada correspondiente.