La nueva ley sobre el aborto

Al final ya conocemos el verdadero fin del Ministerio de Igualdad. Un ministerio innecesario, en el que realmente no se ha hecho nada (salvo ampliar las redes clientelares del PSOE e ir colocando a la siguiente generación de la dinastía) y con una ministra cuyas apariciones se contaban por patadas al diccionario (¿os acordáis del miembros y miembras?, la España del esperpento).


Pues ni igualdad ni nada que se le parezca. Ahora, desde semejante cartera se decide sobre la vida y la muerte de seres humanos. Bueno, para ellos son "tejidos" o "cosas" sin ningún tipo de derechos. Porque claro, la mujer tiene derecho a decidir.

Para mí, que me considero ideológicamente liberal (no del PP, sino de verdad), me parece que este debate se puede reducir a un choque de derechos, en el que debe prevalecer el que sea más importante. Uno de ellos es el derecho a la vida de un ser humano. El otro, el derecho de la mujer a librarse de un problema en su vida. Creo que no hace falta mucha reflexión para saber cual es el derecho de debe prevalecer sobre el otro.

Otro argumento podría ser el científico. Contra los (y sobre todo las) que dicen que el embrión es parte del cuerpo de la mujer, me temo que no llevan razón. Esa persona en desarrollo tiene un ADN diferente al suyo. Un hueso, un músculo o un pulmón tienen exactamente vuestro mismo código genético, pero el niño no. Con lo cual podemos decir que, aunque se gesta dentro de su cuerpo, no es su propio cuerpo.

Dicen que es el derecho de las mujeres a decidir. ¿Y el padre? Hasta donde yo sé, hacen falta un hombre y una mujer para "fabricar" un bebé. Evidentemente, la nueva ley elimina cualquier capacidad de decisión para la mitad de los progenitores. Supongo que a esto se refiere cuando dice que persigue la igualdad entre sexos.

Otro asunto que a mí me tiene un poco mosca es que este asunto no sea llevado desde el ministerio de sanidad, que sería lo más lógico, sino por el que se supone que debe garantizar y favorecer la igualdad entre sexos. ¿Le veis sentido alguno? Yo tampoco. Con un poco de suerte, será el ministerio de exteriores donde se preparen los Presupuestos Generales del Estado del año que viene.

También han dicho que para preparar la ley han reunido a un comité de expertos para asesorar. Ya, buen comité si todos ellos eran proabortistas; a sí se favorece el diálogo y la libre discusión de ideas. Tal vez piense mal, pero tal vez la señora Aído quería tener un corro de palmeros a su alrededor diciéndole lo que quería oír.

Esta mañana en Herrera en la Onda, de Onda Cero, decía un contertulio (Casimiro García, si mal no recuerdo), que decía que habría que pedir que el ser humano fuera Especie Protegida. Si tú pisas un huevo de buitre leonado te cae una bien gorda (y me parece bien), pero si abortas un bebé, no. ¿Vale más un buitre que un ser humano? Parece que sí.

Otra contradicción que se plantea es que con la nueva ley en la mano, una chica de 16 años podrá abortar libremente sin que sus padres den el consentimiento. La misma chica tendría que esperar a tener 18 o conseguir el permiso de sus padres para poder operarse de apendicitis.

También podríamos traer a debate el coladero que suponen las "causas de riesgo para la madre o el feto". Como el niño va a nacer discapacitado, lo matamos, así su problema se soluciona. Qué rápidas irían las urgencias si, a los que fueran a perder un brazo en por un accidente, les pegasen un tiro en la cabeza. Se parece demasiado a las prácticas nazis en relación a las "Vidas que no merecen la pena ser vividas".

Por supuesto, está el tema del enriquecimiento de las clínicas abortivas, porque no nos engañemos, el aborto es un negocio que mueve mucho dinero y, por tanto, tiene muchos intereses detrás capaces de mover voluntades políticas.

De todas formas, el gran problema de todo es de fondo. En el resto de la UE la tasa de aborto en diez años ha caído más de un 20%. Aquí en España ha crecido un 100%. Las causas son varias: inmigrantes que aquí pueden hacerlo, la concepción del aborto como método anticonceptivo, la desprotección de las madres (la adolescente se ve con su bebé sola ante el mundo y es la única solución que se le da es matar a su hijo), turistas abortistas (increíble, pero existen)... Todo conduce a la desdramatización de una masacre que segó 100.000 vidas el año pasado. Luego se pueden poner los políticos a decir que no nacen niños, que la natalidad está baja... blablabla, palabrerías de cara al público.

El aborto representa la muerte de un niño. También tiene numerosas y graves consecuencias para la madre. A continuación os dejo con un video con escenas de abortos. No con la feliz idea de libertad que porpone la señora Aído, sino con su verdadera cara. Os advierto que el vídeo es muy, muy duro, así que si sois sensibles tal vez no debiérais abrirlo. De todos modos, si os impacta, espero que sea para concienciaros sobre esta horrible realidad.



Comentarios