Entrevista a Pancho Almagro, entrenador del Club Rugby "A Palos"


Si hay un club que está creciendo a pasos agigantados en Cuenca es el Club Rugby a Palos. Su sueño es el de lograr federarse en Valencia para poder competir en una liga el próximo año, aunque todavía es pronto para saber si será posible o no. Deportivamente, está demostrando que tiene nivel para hacerlo, ya que apenas ha perdido dos partidos este año y su juego está mejorando.
Su entrenador, Pancho Almagro, está muy contento por cómo está saliendo la temporada."La evolución la he visto favorable y positiva, salvo algunos partidos que empezaron mal y se te olvida todo lo aprendido, pero poco a poco han ido mecanizando las cosas que aprenden en cada entrenamiento y va saliendo mejor".  
Y es que el equipo conquense empezó flojo esta temporada 2011/2012 en algunos aspectos, pero a base de entrenamiento están obteniendo grandes resultados. Pancho pone mucho empeño en que sus jugadores memoricen el juego, ya que "las cosas que entrenas miércoles y viernes cuesta muchisimo aprenderlas. Puedo decirles que tienes que correr de esta forma 150 veces, que tendre que decirlo 10.000. Se olvida muy rapido".  Aún así, el entrenador ha visto una clara mejoría tanto en la línea defensiva como, sobre todo, en la ofensiva.
No hay que olvidar que Pancho Almagro, campeón de varias ligas universitarias, ejerce las funciones de jugador-entrenador, aunque el último partido del Club Rugby a Palos del pasado sábado no disputó ni un minuto. Eso demuestra que el equipo está mejorando y no depende tanto de él. "No es necesidad. Siempre que tienes a alguien dentro del campo que tiene una experiencia, se nota. Los demás jugadores saben que aporta mucho al equipo e indirectamente hacen que jueguen mejor. Pero ahora no es tan necesario, tenemos buenos jugadores y este año me lo voy a tomar más de enseñanza".
Una labor que empieza desde la base, donde el Club Rugby a Palos también trabaja para fomentar este deporte. Cuenta con un equipo de juveniles, que esta temporada hizo historia, ya que por primera vez en Cuenca, un conjunto de esta categoría disputó un partido en la ciudad. "Tenemos buenos juveniles. Faltaria un poco mas de base, pues no tenemos un equipo juvenil como tal, con 20 jugadores que puedan llegar al primer equipo. Necesitaríamos una escuela municipal para poder centrarnos en todos esos chavales jóvenes". 
Una clara petición la que dejaba el Club Rugby a Palos para seguir creciendo. Lo cierto es que es un equipo con cada vez más afición y que demuestra que está en auge. Comenzó la temporada con apenas 30 seguidores, pero en el último encuentro que disputó llegó a congregar unos 200 aficionados, que desafiaron a la tarde gélida que había en Cuenca. Sin duda, un club en crecimiento.

Por Deporte Conquense

Comentarios