miércoles, 25 de septiembre de 2013

SOS a los archivistas


Trataré de ser breve: la primera manipulación obvia es la de mezclar "churras con merinas", pues no es lo mismo haber sido asesinado que haber sido citado a comisaría 30 años depués de la guerra.
El procedimiento que se ha seguido en ese Portal, que presuntamente instituye un Memorial de personas que han sufrido conculcación de los derechos humanos y que por tanto merecen "honra para siempre", es el de volcar los nombres de todos los acusados de delitos, o procesados, o expedientados, sin comprobar en ningún caso que fueran realmente víctimas de conculcaciones de derechos. Es decir, por el mero hecho de aparecer como sospechosos (en muchos casos ni siquiera se trata de auténticos procesados) durante el franquismo, se les adjudica el ambiguo título de víctima de la guerra y/o de la represión franquista.
En casi todos los casos, este abuso se complementa con el de excluir del Memorial a las víctimas de la guerra civil cuyos derechos fueron conculcados en la zona republicana. Es decir, aquí se es víctima de la guerra y de la represión franquista, o víctima a secas de la represión franquista, pero no valen los que sólo son víctimas de la guerra.
Ejemplos: los 13 obispos asesinados en zona republicana no aparecen. Sí aparecen, en cambio, como dignos de honra para siempre, sus asesinos, cuando se les nombra en algún documento; lo mismo sucede con sacerdotes (que no aparecen pero sus asesinos sí); aparecen incluso asesinos procesados en zona republicana: con tal de que hayan sido "malos" para los franquistas, hoy son buenos y dignos de honor eterno.
Respecto a la posguerra, se califica como víctima a todo procesado o simple expedientado, por ejemplo a todos los maestros, por el mero hecho de que se les sometió a expediente de depuración: es el caso de mi abuelo, en cuyo expediente se le elogia. Ahora se pretende que se le premia catalogándole como represaliado y víctima de un régimen que él mismo no consideraba conculcador de sus derechos, por lo tanto cualquier conocedor del asunto sabe que esa persona rechazaría esa calificación. Los gestores de este Memorial dicen que van a conseguir 4 millones de víctimas "de la guerra y la represión", pero ¿con qué criterio? ¿Qué clase de anacronismo es el considerar una violación de los derechos humanos a un procedimiento, como la depuración, o cualquier otro expediente administrativo, y ser eso suficiente para meter -sin consultar a los interesados o sus herederos- en un catálogo de víctimas? ¿Y qué me dicen del otro criterio, de aparecer aunque sea en una mera declaración de testigo -que no prueba que el individuo haya sido procesado-, como si fuera razón suficiente para considerar que el acusado ha sufrido conculcación de derechos y es ahora convertido en víctima? ¿Con qué excusa, por último, se trillan los documentos para sacar los nombres de los acusados por el régimen franquista, y se excluye de la calificación de víctima (de la guerra en este caso) a personas mencionadas en el mismo documento, para las que en muchos casos consta que han sido asesinadas? Pienso que en cualquier país decente alucinarían con la mezcla de víctimas de asuntos tan dispares, y la exclusión sistemática de las víctimas de un bando.
Mi pregunta es cómo puede un heredero de una persona que no hubiera querido ser metida en ese saco de gatos donde hay auténticas víctimas y también criminales, y donde todas las víctimas de un bando están excluidas, demandar a los gestores de este Memorial, por manipular su memoria.
Y para agradecer el favor a Balduque linkeo aquí su blog sobre algunas víctimas de la revolución en Galicia. El alcalde de Mugardos que, según dice, asesinó al sacerdote Manuel Landeira Muíño, era comunista, sí, pero procedente de la CNT, que no se olvida de elogiarlo: Juan Prieto Balsa, junto con dos hermanos también cenetistas, fue fusilado por los sublevados.
En cuanto al otro sacerdote asesinado por los revolucionarios, Bernardo de Manuel Álvarez, de la parroquia de San Nicolás de La Coruña, no aparece (el otro sí ) en la miserable documentación que sobre Galicia hay en la Causa General (en la imagen pongo el primer folio del exp. 1 del legajo 1315: este legajo tiene 24 páginas, la mayoría para decir que no hay estadillos sobre objetos destruidos, y la otras para poner nombres de los pocos muertos registrados; el expediente 2 es aún más pobre: cuatro folios). En el Memorial de víctimas por supuesto estos sacerdotes no aparecen. Sí aparece, en Bouzas, uno de los hermanos del alcalde de Mugardos, Agustín Prieto Balsa.


sábado, 21 de septiembre de 2013

Valores del rugby


"El rugby es un deporte en el que tradicionalmente se ha dado gran importancia a los valores morales. Desde temprana edad a los jugadores de rugby se les enseña una serie de cualidades positivas, como son el compañerismo, la honestidad, el respeto, la disciplina, la lealtad, el sacrificio y el altruismo. A diferencia de otros deportes de equipo, en el rugby los jugadores no suelen discutir a los árbitros sus decisiones, ni tratan de engañarlos para sacar partido de sus decisiones. Los tantos son necesaria consecuencia del esfuerzo de todos, por lo que no se producen las celebraciones individuales tras la consecución de un ensayo o una transformación que se producen en otros deportes".

viernes, 20 de septiembre de 2013

El origen del rugby


"Finalmente en el 26 de octubre de 1863 comenzó una gran reunión de delegados de los estudiantes de varios colegios en Londres, en una taberna llamada Freemason's, con la intención de redactar un código de reglas que armonizaran los diversos métodos de juego que respondían a la denominación común de football. En la cuarta reunión se destacó que algunos periódicos habían publicado las reglas de Cambridge de 1863, que diferían del borrador de la Football Association en dos puntos fundamentales: «correr con el balón» y el hacking (patear las espinillas del rival); las reglas en controversia eran:
IX. Un jugador podrá correr con la pelota hacia la meta de sus adversarios si atrapa limpiamente el balón, o lo atrapa al primer bote; pero en caso de una atrapada limpia, si hace su marca no podrá correr.
X. Si cualquier jugador corre con la pelota hacia la meta de sus adversarios, cualquier jugador del equipo oponente tendrá libertad de cargarlo, agarrarlo, ponerle una zancadilla o darle puntapiés en la espinilla (hack), o arrancarle el balón, pero ningún jugador podrá ser agarrado y pateado (hacked) al mismo tiempo.
En la quinta reunión se propuso eliminar estas reglas. F.W. Campbell, del club Blackheat, sostuvo que el hacking era un elemento esencial del juego y que eliminarlo «quitará todo el coraje y la valentía del juego, y me sentiré tentado a traer un montón de franceses que los derrotarán con una semana de práctica». La mayoría de los colegios mostraron su preferencia por la eliminación de las reglas controvertidas, sancionando las 13 reglas originales del fútbol asociación y fundando The Football Association. Cambpell retiró a Blackheat explicando que las reglas expurgadas destruirían el juego y todo interés en él. Otros clubes siguieron a Blackheat y desde ese momento, el rugby y el fútbol siguieron caminos propios, separándose del tronco común".

 Fuente: Wikipedia