Lo justo y lo correcto

Se encuentran dos abogados en la entrada de un fastuoso hotel y se dan de cuenta que cada uno está con la mujer del otro.
Pasada la incomodidad inicial, uno le dice al otro en tono algo solemne y con cuidada dignidad:
- Estimado colega, vista la situación, creo que lo correcto y justo sería que mi mujer viniera conmigo a mi coche y que su mujer se fuera con usted al suyo.
A lo que el otro le respondió con igual solemnidad:
-Coincido en líneas generales con su planteamiento, querido colega. Quizás eso sería lo correcto, pero no estoy seguro que sea lo justo: ¡porque ustedes están saliendo del hotel y nosotros estamos entrando!

Comentarios

Entradas populares