Cerca de doscientas personas asistieron a la presentación en la capital del club A Palos


El pasado sábado 2 de abril, el Club Rugby ‘A Palos’ pudo por fin mostrar su cara en la ciudad de Cuenca. El nutrido núcleo de jugadores que lo integran, cerca de treinta y cinco, se presentaron en el Complejo Deportivo Luis Ocaña en un partido de exhibición. El choque tomó forma de torneo de seven, una variante del rugby que, con pequeñas diferencias respecto a éste en el reglamento, emplea el mismo terreno de juego y menor número de componentes por equipo, por lo que son mayores los espacios.
Como pudimos comprobar, el combinado conquense es un grupo creciente, diverso y variado en edades, peso y estaturas, tal y como debe ocurrir en un equipo de rugby. Sobre todo, destaca la cohesión y unión que existe entre sus miembros pese al poco tiempo que llevan entrenando como conjunto; también es subrayable su competitividad.
Para esta cita, los componentes del Club Rugby ‘A Palos’ se dividieron en tres equipos. De esta forma, los combinados se enfrentaron entre ellos en choques de dos tiempos de ocho minutos con un receso de dos minutos entre ambos. Después, los que consiguieron una mayor puntuación disputaron la final, aunque la igualdad fue tónica de una tarde de temperatura agradable. 
El Complejo Deportivo Luis Ocaña, cuyo césped fue pintado de forma reglamentaria, se mostró como un campo muy adecuado para la práctica del rugby, como así pudieron comprobar tanto los jugadores como el nutrido núcleo de público que, en torno a las doscientas cincuenta personas en distintas fases de los cuatro encuentros que se disputaron, se acercó a disfrutar del deporte del balón oval. Ya que en Cuenca no se dispone todavía de palos, en su lugar se dispusieron unas porterías de fútbol 7 que, de forma orientativa, hicieron las veces de porterías de rugby.
Además y con el objeto de acercar algunas fases del juego que pudieran resultar desconocidas para algunos espectadores, los miembros del ‘A Palos’ repartieron programas con breves pinceladas de la historia, las reglas básicas del deporte y los encuentros que se disputarían.
Hay que reseñar el espíritu de lucha de los jugadores en todos los partidos que dieron como resultado jugadas de mérito y numerosos ensayos y transformaciones. Incluso, fruto de la entrega y de la intensidad que se pudo apreciar sobre el césped, dos miembros del conjunto conquense tuvieron que ser desplazados en ambulancia al Hospital Virgen de la Luz. Por fortuna, sólo sufrieron algunas contusiones que no revistieron ninguna gravedad.
En definitiva, el ‘A Palos’ invitó a una completa tarde de rugby en Cuenca. No será la primera, ya que su presentación oficial contra un equipo de otra localidad, en la que además estrenarán su nueva equipación, se celebrará en próximas fechas. Ojalá público, instituciones y jugadores sigan animándose, trabajando y colaborando para que el rugby en Cuenca asiente su presente y proyecte su futuro en la ciudad del Júcar.
 
Por Placajes.
 

Comentarios

Entradas populares