viernes, 26 de marzo de 2010

Vergüenza ajena




jueves, 18 de marzo de 2010

Escenas de efímera exasperación I

De todo el artículo de Javier Marías, sólo destacaré la última escena, por las muchas veces que me ha tocado sufrirla.

Escena sexta. Uno asiste a la conferencia o charla de un escritor, por ejemplo, al que le interesa oír. Se encuentra con que junto a él hay sentadas otras tres personas, pese a que lo anunciado no era un coloquio ni una mesa redonda. Una de ellas está allí para presentar a las otras dos, las cuales están para presentarse la una a la otra y de paso al escritor. Lo más probable es que empiecen diciendo: “Fulanito de Tal no necesita presentación …” Mal asunto, porque a continuación, y en vista de eso, enumerarán desde la fecha de su nacimiento hasta su última publicación, cuanto puede leerse en una solapa de libro o en Internet. El principal presentador del escritor saca entonces unos folios y anuncia que va a leer “algo muy breve”. Pésimo asunto, porque es garantía de que será larguísimo y aburrido y de que consumirá buena parte del tiempo destinado a la intervención del conferenciante. A veces éste tiene que tomar un tren o un avión justo después, y lo advierte, pero eso no impedirá que ninguno de los presentadores de los presentadores renuncie a sus minutos de pequeña gloria microfónica. Reconozco que en más de una ocasión mi exasperación, y las miradas al amenazador reloj, me han llevado a largarme sin oírle abrir la boca a quien había ido a escuchar.

JAVIER MARÍAS

El País Semanal, 7 de marzo de 2010

A través de javiermarias.es

miércoles, 17 de marzo de 2010

Dispendio universitario en proyectos fantasma


EL INTERÉS por la situación de la investigación científica viene ocupando algo más de lo habitual a los medios de comunicación en la medida en que la innovación, el conocimiento y la competitividad puedan contribuir a alcanzar la llamada «nueva economía» que nos alejará de la crisis económica y financiera.

Como a otros muchos profesores de universidad y desde hace muchos años, la agencia estatal (ANEP) y agencias autonómicas me encargan evaluar proyectos de investigación que presentan grupos aleatorios de profesores (ni tan siquiera grupos de investigación consolidados) para optar en los ámbitos del Derecho, a veces de las Ciencias Sociales y de las Humanidades, a una financiación con dinero público. También he formado parte, en el pasado, en varias ocasiones del comité ministerial que finalmente selecciona los proyectos y el reparto del dinero para cada proyecto. En todos mis informes e intervenciones he expuesto ya estas preocupaciones.

En pocas ocasiones (¿un 10 o 15%?), tras hacer la evaluación, me he encontrado con verdaderas propuestas de investigación. La mayoría de las solicitudes son temas muy trillados, con decenas de monografías o artículos ya publicados en España (y por ende, con centenares de trabajos en nuestro entorno europeo o internacional). Son asuntos, con demasiada frecuencia, muy generales y, por tanto, sin posibilidad alguna de añadir conocimiento.

Sin precisar el concreto objeto de investigación, piden decenas o centenares de miles de euros para viajar por un sinnúmero de países, por ejemplo, para encontrar las normas, sentencias y otros documentos que están a un golpe de ratón en el ordenador que le paga el Estado, incluida la conexión a Internet, en su despacho o que se encuentran en nuestras bibliotecas (en general, muy bien dotadas en la democracia. Y tales proyectos obtienen financiación pública porque la inmensa mayoría de los expertos que hacen los informes actúan como en una sociedad de socorros mutuos, hoy por ti, mañana por mí.

En los casos más honrados, las solicitudes de proyectos son una forma de financiar el mantenimiento de las revistas, asistir selectivamente a algún buen congreso y la renovación del material informático. Pero no es investigación.

A su vez, para completar el despilfarro, las universidades, endeudadas por generaciones, asignan, para contentar a su clientela más mediocre, partidas de dinero para investigación a favor de proyectos que fueron rechazados por las agencias nacionales o regionales o simplemente que ni se molestaron en competir. Fiesta para todos, ahora paga la Comunidad Autónoma; todos nosotros.

Estuve unos años en un comité que examinaba las propuestas de estancias breves en el extranjero y ¡qué curioso! una gran mayoría era en agosto, cuando en muchos centros universitarios europeos y norteamericanos de investigación, aunque abiertas su bibliotecas como las nuestras, los principales responsables de los grupos de investigación están de vacaciones y difícilmente podían entablar relaciones científicas con ellos, que sería hoy el principal objetivo de esos viajes: vacaciones pagadas con el presupuesto del Estado.

No voy a resolver la vieja cuestión de qué es investigar. Pero lo que no es, debería ser claro, es la repetición de conocimientos ya existentes; eso no es investigación. Que los profesores deben formarse y ampliar sus conocimientos, es necesario, pero eso es formación continuada y no precisa más que unos presupuestos ordinarios y estables que mantengan adecuadamente las bibliotecas (colecciones de revistas científicas -digitales si las hubiere o de la galaxia Gutemberg- y las adquisiciones de los libros); muchos proyectos son falsos proyectos de investigación y lo que se pretende se puede conseguir como se hacía antiguamente cuando no había dinero que despilfarrar: se hacen lecturas sistemáticas y amplias de la investigación ya publicada por otros, accesible y ya pagada en las bibliotecas universitarias; así es como debemos formarnos e investigar nosotros nuevos horizontes.

Investigar es crear conocimiento, añadir conocimiento nuevo al ya existente; tratar de resolver los problemas nuevos de la sociedad. Con temas generales, reinventando la rueda, publicando sobre lo ya publicado mil veces, en los ámbitos científico-jurídicos que me son próximos, no se hace investigación. Un gran maestro decía que no se puede hacer investigación sobre «el océano Atlántico» sino sobre una gota del océano. No nos extrañe que no nos tomen en serio los científicos de «bata blanca» (aunque habría que reflexionar también sobre el control de sus proyectos, su verdadero nivel y la fácil y asequible forma de obtener sexenios o tramos de investigación para todos).

El fraude de la investigación en España es grave. Además de financiar proyectos de supuestos grupos sobre temas ya estudiados, a las universidades se las evalúa y a los profesores se le añaden puntos en su promoción profesional por el número de los proyectos de investigación obtenidos y las cantidades financiadas retroalimentando el fraude. Importan las cantidades, no la calidad de los resultados. Y también se evalúa a universidades y profesores por el número de tesis dirigidas; así que ya no importa si están plagiadas, o son un centrifugado de Google o de miles de documentos de la red; cuantas más mejor. Todos sabemos lo que hacen los miembros de los tribunales, nadie quiere problemas; es un acto social y unos puntos más para la hucha de la evaluación positiva en las futuras promociones o para quitarse carga docente. Y una tesis más para las estadísticas españolas y el equipo rectoral agradecido.

MUCHOS COMPAÑEROS estiman que publicar es investigar. La investigación requiere transmitir a la comunidad científica y a la sociedad y, por tanto, requiere publicar por los cauces adecuados, pero no todo lo que se publica es investigación. Con toda seguridad, nunca se había publicado tanto y con tanta facilidad en las ciencias sociales y jurídicas. Pero también sabemos que trabajos de innovación hay pocos. Publicamos porque con frecuencia la sociedad (las administraciones públicas, las empresas, etc.) requieren nuestros conocimientos y su sistematización. Pero no es investigación. Aportar ideas nuevas o enfoques originales no es fácil ni se llega a ello todos los días. Todos publicamos más que investigamos.

Es más, se publica tanto en los últimos tiempos porque los sistemas de evaluación de la Aneca y de las anequitas regionales son tan perversos que, de nuevo, sólo les interesa la cantidad de tesis, el número de proyectos financiados y el número de publicaciones y no los contenidos. Incluso demostrando que el mismo trabajo, sólo que con distinto título y párrafo de inicio -por si piden fotocopia de la primera página-, estaba incluido varias veces, valoran positivamente cada uno de ellos. Los profesores ya se saben la trampa y un mismo trabajo lo publican varias veces, con títulos distintos, en libros colectivos o en diversas revistas o, eso sí, indexadas -que es cumplir unos meros formalismos en la gran mayoría de las revistas- como exigen las burocracias educativas boloñesas. A nadie debe extrañar que nuestras universidades ocupen lugares muy bajos en la valoración europea y mundial.

En España, a los docentes y a las universidades se les evalúa por acumulación y por indicios externos. Sin leer los contenidos. Como el hidalgo de El Buscón, con el palillo en la boca para aparentar que había comido carne. La investigación no interesa en España. Sólo las apariencias y gastar y gastar en una economía tambaleante (aunque no por causa de la no política de investigación). No estoy en condiciones de saber si España necesita asignar más recursos en investigación; pero sé que no hay buenas prácticas que seleccionen proyectos sobre problemas nuevos, desconocidos, y que requieran soluciones nuevas. Hay despilfarro, con o sin crisis económica. Como siempre, haciendo amigos.

Araceli Mangas Martín es catedrática de Derecho Internacional Público en la Universidad de Salamanca.

viernes, 12 de marzo de 2010

Gasto social

¿Vas a tener relaciones sexuales? El Gobierno te facilita los preservativos.

¿Ya las tuviste? El Gobierno te ofrece la píldora del día después.

¿Te has quedado embarazada?... El Gobierno garantiza el aborto.

Pero tuviste el niño? El Gobierno te regala el cheque bebé.

Estás desempleado? El Gobierno te paga el paro.

Eres vago y no te gusta trabajar? El Gobierno te concede
una "paguina", becas para tus hijos y una vivienda social en la que no pagarás los sevicios básicos (agua, luz basura,...)

Eres drogadicto? El Gobierno te proporciona Metadona.

Eres un chorizo? El Gobierno vela por tu integración social, con inversiones en proyectos sociales.

Después de mucho dinero gastado en tí, tu sigues jodiendo a la sociedad y vas a la cárcel? El Gobierno te mantiene mientras estás dentro y te da el paro para que cuando salgas no tengas que buscar trabajo y puedas seguir robando.



AHORA.... PRUEBA A ESTUDIAR, TRABAJAR, PRODUCIR... A VER QUÉ OCURRE!!!



EL GOBIERNO TE SUBE LOS IMPUESTOS PARA PAGAR TODO LO ANTERIOR!!!

(Recibido por correo electrónico, vía Carmen)

jueves, 11 de marzo de 2010

Nueva maqueta de Somos Nadie


Hace algo más de un año os informábamos de la primera maqueta del grupo Somos Nadie, del cual forma parte nuestro banquista Prade. Y hoy podemos decir que el grupo se consolida con la salida de una segunda, "Somos Directo" también disponible para su descarga en su sitio web.

Se compone de nueve pistas, de las cuales cuatro son nuevas, grabadas en riguroso directo durante un concierto en el I. E. S. Valcárcel de Madrid, con todas las ventajas y desventajas que ello conlleva.

La primera, "Una de rock", me parece una buena elección para iniciar el disco. Canción ya veterana, en la que el grupo se recrea, introduciendo variaciones con respecto a la grabación original (entre ellas, un ritmo más rapido) que le aportan mucha vida a un tema, de por sí, intenso. “Si somos nadie es porque somos algo”.

La segunda, "Sin nada", es la historia del perdedor que termina suicidándose ante el torbellino de acontecimientos que le rodean y destrozan su existencia. Esto queda bien reflejado en la tonada sosegada con la que empieza la pista, para acabar precipitándose en una sucesión rápida de melodías y en la que la voz parece ir a toda velocidad tras ella, finalizando con un tiempo de tranquilidad que es roto drásticamente con el disparo que acaba con la vida del protagonista.

"Ahora duerme" es la tercera. Comienza, en lo que ya parece la marca de la casa, con una tonada tranquila que va acelerándose hasta que coge el ritmo trepidante de la canción. Posiblemente una de las más canónicamente interpretadas del disco con respecto al primero.

En cuanto a la cuarta, "Una estúpida razón", poco que decir. Me parece, y así se lo he hecho ver al responsable, como la mejor canción de todas las que llevan realizadas en su breve andadura como grupo. Me encuentro realmente subjetivado como para atreverme a emitir otro juicio que ése. Aunque sólo sea por esta canción, felicidades y gracias. "Sentado viendo cómo el tiempo se me escapa y ya no lo aguanto..."

El quinto tema, "Cal y arena" es el quinto tema, y el primero de los nuevos que aparece en "Somos Directo". Un tema de amor-odio de los que no pueden faltar, con un ritmo ligero para su audición.

Continúa el disco con “Camino Perdido”, donde la principal novedad es que Prade cede la voz principal a Adri. Esto le permite hacer un pequeño cambio de estilo que, a mi juicio, es muy de agradecer. En la variedad está el gusto, o eso dicen, ¿verdad?

“Interludio de Rock & Roll” es la única pista de audio del disco, breve además, donde los artistas se lucen con sus respectivos instrumentos (y mientras los cantantes se rellenaban los pulmones, presupongo).

El último tema nuevo del disco es “Gozo sin dolor”, en la que podemos encontrar varias perlas de sabiduría de las que sólo la experiencia vital de cada uno puede ponerte delante.

El concierto y maqueta terminan con otro tema del primer disco: “Recuerdo de una noche de verano”. En la temática observo claras influencias de varios de los grupos “de cabecera” de Prade (no precisaré más para evitar meter la pata).


El disco en conjunto es muy bueno. Más largo que el primero, variaciones de los temas conocidos y el ambiente del directo intacto (un acierto dejar bromas con el público). Si acaso, por sacar una crítica (y generar debate): ¿no creéis que es “demasiado” pronto para sacar un directo? Tal vez como tercer o cuarto disco hubiera tenido un mejor y comprensible espacio.


Y yo también me despido con un “Recuerdo de una noche de verano”, sentados en un banco en el Santo Cristo.


miércoles, 10 de marzo de 2010

Chirigota censurada en Cádiz

Los que me conocen saben que las chirigotas particularmente no me gustan demasiado, pero con esto hago la excepción por varias razones. La primera y fundamental es porque fue censurada en su momento por la organización y, al no poder actuar en el escenario, decidieron cantarla en la calle y grabarla (gracias a lo cual podemos contemplarla hoy aquí). Lo segundo, muy relacionado con lo anterior, porque es crítica con "El Régimen", más fuerte en Andalucía que en otras regiones españolas. Y tercero, porque mete caña a la Ministra de Bien-Pensar. Que la disfruten.



Vídeo por cortesía de Ángel, banquista de toda la vida.

viernes, 5 de marzo de 2010

Blood Money

Esta entrada es por cortesía de Bea:

"En EEUU está a punto de estrenarse una película con ese título que descubre el gigantesco negocio que supone el aborto y el dolor que produce caer en él. Vaya, ya era hora de que alguien decidiera mostrar el horror de semejante crimen que se pregona como "un derecho" (digo yo que, sobretodo para el que muere en el intento, pero también para la mujer que decide o es obligada a ejecutarlo y tiene que vivvir con esa decisión después). En fin, no sé si la película llegará a España, dado que nuestro gobierno es tan afín a la implantación del aborto y tan poco demócrata para dar otro punto de vista que ni siquiera alerta de los posibles y terribles efectos secundarios de la píldora del día después a quienes vayan a usarla. En fin, aquí teneis el enlace para ver el video subtitulado del trailer de la película, aún no se ha doblado y no sé si llegará; tal vez no consideren que su contenido sea de interés para España."

miércoles, 3 de marzo de 2010

Un niño deja en ridículo a Hugo Chávez

Vuelve a sus pantallas su primate favorito, el Gorila Rojo, esta vez ofrecido por cortesía de El Kaimán de la Gancha. En esta ocasión, la actuación es, como bien indicó el patrocinador del vídeo en un comentario, tragicómica. En fin, aquí quedan con este colaborador de ETA:

lunes, 1 de marzo de 2010

"Esto sólo lo arreglamos entre todos"



¿Se puede tener menos vergüenza? Difícilmente. Esta segunda oleada de "los de la Ceja" (que no dejan de ser igual de rancios que los ya fundidos Bardem, Almodóvar y demás) nos han deparado este lustroso vídeo de propaganda oficial del Régimen en el que se exhiben impúdicamente las consignas con las que nos bombardean a diario.

La culpa de que España no salga de la Crisis (sí, la misma que no iba a afectarnos lo más mínimo, que se quedaría en EE.UU.) la tienen los ciudadanos, que no tienen el "pensamiento positivo" necesarios para salir del hoyo. ¡Qué guay!

El país no fue preparado por el Gobierno para resistir lo que se venía desde EE.UU. mientras nos llamaba a muchos "antipatriotas".

El país se hunde con tasas de paro astronómicas y el Gobierno nos propone el "nuevo modelo productivo": venta de coches y cambio de aceras con costes astronómicos.

Se dispara la deuda, los inversores retiran el dinero de España: el Gobierno es demasiado inestable para arriesgarse; la prensa internacional nos señala con el dedo.

El Gobierno, a la desesperada sube los impuestos para sufragar la locura en la que nos han metido.

Somos el último país de la UE que saldrá de la Crisis; y lo vamos a hacer muy, pero que muy tocados. ¿Porqué otros lo harán antes? ¿Por tener Gobiernos más competentes?

Entonces, la culpa ¿la tiene el Gobierno? No. Primero fue el PP, luego Aznar, Bush, el ultraliberalismo, la codicia, el cambio climático (sí, tal cual, si te mantienes incrédulo sigue el enlace), la guerra de Irak... Ahora resulta que la tenemos los ciudadanos que, entre los que se van al paro y los que son esquilmados a impuestos, no le ponemos "buen rollito".

¿Todavía hay gente que no ve lo pernicioso que este Gobierno para todos? ¿Todavía hay gente dispuesta a defender a este mentiroso compulsivo?

Y lo peor es que la alternativa no es nada halagüeña.

Para el que necesite su ración de pienso ideológico: http://estosololoarreglamosentretodos.org/