domingo, 30 de noviembre de 2008

Villar de Domingo García en cifras

En el Instituto de Estadística de Castilla-La Mancha podemos encontrar un pequeño dossier de seis páginas con los datos actualizados de nuestro pueblo a fecha de 2007. Podeis encontrarlo (y descargarlo) aquí.

Es francamente interesante y vienen multitud de datos relativos a múltiples campos: desde población, empleo, agricultura, presupuestos del ayuntamiento, etc.

Gracias a los licenciados del Seminario de Geografía de mi Facultad por el enlace.

viernes, 28 de noviembre de 2008

"Eres igual que JBL"

Ayer, durante los momentos previos al entrenamiento de rugby, uno de los presentes me dijo la frase que da título al post: "Eres igual que JBL". Y qué queréis que os diga, me encantó.



PD: Durante el entrenamiento hicimos un ejercicio muy parecido al Royal Rumble: lo gané dos veces. ¿Casualidad?

jueves, 27 de noviembre de 2008

¿Deben retirarse las tropas españolas de Afganistán?


Ante todo disculparme. Hace días que finalizó el plazo de votación de la encuesta y hasta hoy no me he puesto a analizarla. Pero es que entre problemas informáticos y el tratamiento de la actualidad más rabiosa en nuestro pueblo no han dado para más.

Pues bien, el 75% de los encuestados afirma estar de acuerdo con retirar todas las tropas de Afganistán, un tercio de los cuales apostarían con la retirada inmediata del contingente, mientras que los otros dos tercios (la mitad de los encuestados) son partidarios de un repliegue escalonado. El 25% restante no solo defiende la permanencia de las tropas, sino que es partidario de reforzarlo.

La verdad es que para haber votado cuatro, no lo he disfrazado muy mal; el milagro de las estadísticas. Ahora el comentario.

Un hecho innegable es que el PSOE accedió al poder, en parte, gracias al cacareado "No a la Guerra" (¿quién, en su sano juicio, va a estar a favor?). Este grito permitió disfrazar cosas que no eran (cualquier conocedor de lo militar puede explicar la diferencia entre fuerzas de retaguardia y fuerzas de combate) de tal forma que permitieron generar cierto clima de resistencia hacia todo aquello que oliese a conflicto bélico. Y no hay nada que reprochar. En este país, a pesar de las décadas pasadas, la huella de Franco es aún profunda: parte de los odios, y miedos, hacia el ejército y la Iglesia, por ejemplo, nos vienen de ahí.


El problema está en que en Líbano hemos ido a hacer lo mismo y no salen los actores a la calle, ni se convocan multitudinarias manifestaciones contra la guerra. Y no se producen avances decisivos y nuestros soldados también mueren (y lo más fastidioso es que es por falta de medios técnicos adecuados). ¿Y en Afganistán? Pues lo mismo. Pero a la vez no es lo mismo. Me explico.

Al contrario que en otras "aventuras" posteriores, en Afganistán sí que se lucha realmente cara a cara con el terrorismo. Los talibanes dan cobertura logística, protegen y financian células terroristas islamistas por todo el mundo (aún no conocemos la autoría del macroatentado en Bombay). Y por si fuera poco, controlaban un país. De acuerdo que no precisamente uno de los mas ricos, pero el volumen de dinero a mover era muy importante. Y eso se convertía en bombas en otors lugares del planeta.

La guerra ahora mismo se encuentra en tablas: los talibán han sido derrotados y desplazados del poder (ahora hay democracia, aunque con muchos matices), pero los Aliados no consiguen dar el golpe definitivo que los destruya. Y esto es en parte porque se refugian en Pakistán, teórico aliado estadounidense en la región. Ante esta situación se han planteado dos alternativas: o buscar la paz con los talibán, lo que tiraría por la borda todo lo conseguido estos años, o bien reforzar los contingentes de tal forma que permitan cubrir más terreno y causar muchas más bajas entre los guerrilleros afganos.

La primera solución, si es que puede recibir tal nombre, ha sido la planteada como más acertada por la encuesta. Personalmente no creo que sea la mejor salida: los talibán se reestablecerán en el poder y se dedicarán a atacar, con más saña si cabe, a Occidente.


Por contra, la permanencia de las tropas permite que la democracia se consolide en el país asiático, que sus instituciones se vean reforzadas progresivamente (y ojalá que pudieran mantenerse sin apoyarse en las bayonetas extranjeras) y que los radicales islámicos estén más pendientes de recuperar su estátus personal que de matarnos con sus atentados. La solución es imposible a corto plazo, por lo que hay que plantearse las cosas a medio y largo plazo si queremos resolverlas de verdad. Mirad por ejemplo en la antigua Yugoslavia: tenemos tropas allí desde hace muchos, muchos años y nadie se plantea retirarlas. Lo cierto es que su presencia ha ido desembocando en una bajada de la violencia y la aceptación de la democracia. Yo creo que, si seguimos con el ejemplo Balcánico en mente, lo de Afganistán no nos parece tan "malo".

Pero, volviendo al principio, el equipo actual del Gobierno metió tan dentro del imaginario colectivo el "No a la Guerra" que ahora, que le conviene un "Si a la Guerra" (, tiene a la opinión pública en contra. Vamos, que le ha salido el tiro por la culata.

En fin, ya veremos en qué acaba todo esto.

martes, 25 de noviembre de 2008

Sobre Bolonia

Últimamente están bombardeándonos con huelgas para frenar Bolonia. A todos los parásitos que se arraciman en el Sindicato de Estudiantes, un mensaje: ya da igual. Las cosas aprobadas en Bruselas hace tiempo ya no se pueden parar. Si el Gobierno del país no puede, menos aún un grupo de jóvenes menores de edad. Por cierto: ¿se les ha ocurrido pensar que las huelgas se secundan, simplemente, porque te evitas ir a clase? Que tengan esto en mente antes de hablar de "jóvenes estudiantes en lucha" y otras mamarrachadas populistas de la izquierda más o menos militante. A la gente le da lo mismo Bolonia, básicamente porque no sabe ni de lo que va.

Y por lo que dicen en las convocatorias sindicales, ellos tampoco. Dejen de agitar a los que sí tienen conciencia e inquietud por su futuro con mentiras y patrañas.

A continuación reproduzco un artículo de un estudiante de Tercer Ciclo (es decir, que está enfangado con la tesis doctoral, como el que suscribe) al respecto, y que suscribo completamente. Y lo publica un diario tan poco sospechoso de ir contra el Régimen como El País.

¿Hace falta Bolonia?

FRANCESC ESTEVE EL PAIS 21/11/2008

Confusión es una de las palabras que mejor define el panorama universitario. Mientras la universidad española prepara la adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), centenares de estudiantes protestan por las calles y se encierran en las facultades en contra del llamado Plan Bolonia, e incluso algunos docentes y gestores universitarios salen en los medios de comunicación cuestionando el proceso y creando, sin duda, cierto alarmismo social. Pero, ¿es tan negativo este cambio?, ¿funcionan tan bien las universidades españolas que vale la pena no tocarlas?

"La oposición a Bolonia proviene, en parte, del miedo a perder cuotas de poder y chiringuitos"

Estos días podíamos leer en prensa que el sistema universitario español se sitúa en el último lugar respecto a otros 14 países europeos, EE UU y Australia. Si analizamos los rankings mundiales resulta difícil encontrar alguna universidad española entre las doscientas primeras. Datos que pueden pasar desapercibidos por poco novedosos, pero que ponen de manifiesto, por enésima vez, la necesidad de un cambio urgente en nuestras universidades.

Bolonia no sólo no supone un obstáculo sino que brinda una gran oportunidad. Por un lado, el EEES garantiza la comparabilidad de nuestros estudios y profesiones a nivel europeo. Somos muchos los estudiantes que estamos hartos de las trabas burocráticas a las que nos enfrentamos al cambiar de universidad (e incluso dentro del mismo país), y que con este cambio vemos eliminadas estas barreras y ampliado nuestro horizonte laboral con la homologación de títulos a nivel europeo. El Espacio Europeo propone un cambio en las metodologías docentes. Acaso, ¿no es necesaria esta renovación pedagógica cuando la mayoría de profesores hacen uso exclusivo de la lección magistral? Necesitamos modelos educativos más participativos, donde nuestros docentes no se dediquen simplemente a ser transmisores de información y de apuntes, sino facilitadores del proceso de aprendizaje, con un incremento de actividades prácticas como las que nos encontraremos en nuestras futuras profesiones.

Bolonia supone también la revisión de los actuales estudios y la verificación de la calidad de todas las carreras universitarias. Es un firme compromiso de transparencia y rendición de cuentas, en el que todos los agentes implicados pueden y deben participar. ¿No es necesaria una actualización de los planes de estudio que en algunas universidades llevan décadas sin tocar? Muchos de los sectores contrarios a Bolonia rechazan por completo la nueva estructura de grado y máster, cuando estos últimos llevan años impartiéndose en nuestro país sin ningún control, a precios desorbitados y accesibles sólo a unos pocos. Con la implantación del EEES los títulos oficiales van a tener que cumplir un riguroso control que garantice la calidad y la oferta a precios públicos.

¿A qué se deben las protestas? Todo cambio genera incertidumbre, mas resulta evidente la existencia de muchos intereses ocultos que se aprovechan de la confusión para movilizar al personal desinformado. Por un lado, presiones de sectores inmovilistas, más tradicionales y reacios a cualquier cambio. Por otro, intereses políticos y miedo de algunos que ven peligrar el "chiringuito" que tenían montado o su cuota de poder tras el nuevo "reparto". Bolonia puede que no sea la solución a todos nuestros males, pero no privatiza nuestra universidad, ¿o es que la banca está diseñando nuestros planes de estudio? ¿dónde está dicho que las becas-préstamo vayan a sustituir a las becas actuales? Bolonia la construimos los universitarios y es una oportunidad histórica que las universidades españolas no debieran desaprovechar.

Francesc Esteve es doctorando de la Universitat Jaume I, y ex presidente del Consell d'Estudiants e investigador de la Cátedra UNESCO de Gestión y Política Universitaria.

Pues eso.

lunes, 24 de noviembre de 2008

Turismo en Villar de Domingo García


Pues sí, amigos, lo que parecía imposible o inaudito, ha sucedido: este fin de semana hemos tenido un grupo de más de treinta personas que han venido a nuestro pueblo, ni más ni menos, que a conocerlo.

Se trataba de miembros de la Asociación Montalcón, que eligieron nuestro término municipal para celebrar la actividad senderista que planifican cada año. El viernes por la noche llegaron para pernoctar y poder partir por la mañana de forma más cómoda. A las once de la mañana del sábado comenzaba la caminata que partió de la Plaza de la Constitución hacia Villalbilla, donde se hizo un alto para descansar, continuó hacia Sacedoncillo y finalizó en Noheda, donde se visitó el yacimiento arqueológico y se comieron unas gachas acompañadas de rosquillos. Es decir, que atravesó todas las localidades del término a través de un recorrido de 12 kilómetros.

Dejando la tarde para descasar, reparar fuerzas y departir con los demás, se cenó en el Bar La Plaza del Villar, en la que s epudieron degustar platos típicos de la provincia, como morteruelo o ajoarriero, así como unas deliciosas chuletas.

Al día siguiente se visitó la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, en la que se les mostraron la imaginería, retablos, torre y estructuras arquitectónicas de la misma. Tras ello, se realizó, a modo de despedida, la senda de la Fuente del Gallo, en su tramo corto, para después volver al pueblo y despedirnos.


La experiencia fue personalmente gratificante: contemplar el grado de fascinación de gente ajena, no sólo ya a la Alcarria Conquense, sino al mundo rural en general, por cosas que para nosotros no pasan de lo cotidiano, te hace ver con nuevos ojos tu entorno, valorándolo más y mejor.

Durante las caminatas y visitas se explicaron la historia de la zona, se mostraron los paisajes de nuestra tierra, las actividades económicas que desarrollan nuestras gentes, nuestras costumbres... Quedan así expuestos para el visitante nuestro patrimonios histórico, natural y etnológico. Y si es con el magnífico tiempo que hemos disfrutado este fin de semana, mucho mejor.

¿Qué ganamos de todo esto? Lo primero, que se hable de nuestro pueblo, que sea conocido: si tratamos bien a la gente de fuera, nos mostramos acogedores, bien dispuestos y diligentes, no dudemos en que, aunque sea simplemente por el boca a boca, cada vez vendrá más gente.

Lo segundo, el positivo efecto en la economía local. ¿Quién le iba a decir al Pelles que un sábado de noviembre iba a tener el restaurante casi completo? O las barras de pan extra que vendió Alfredo. O la gasolina que hayan podido echar en la gasolinera. O los dos días que han estado en la Casa Rural Las Callejuelas de Jesús. O lo que hayan gastado en las tiendas o en los bares. Incluso me consta que han comprado miel y algún producto local más a particulares. De acuerdo que las cantidades no habrán sido astronómicas, pero la regla de tres es simple: + gente = + dinero. El turismo rural está de moda y, en vista de las oscuras perspectivas para la agricultura, posiblemente sea el futuro de nuestra economía local.


Evidentemente aún queda mucho por recorrer. Haría falta una mejor habilitación de las rutas senderistas (únicamente la de la Fuente del Gallo en versión larga merece tal calificativo), una mejor puesta en valor del patrimonio etnográfico (¿qué tal un museo como el de Chillarón o algo sobre las cuevas del vino?), y la adecuada presentación de nuestra historia. En este caso, con la villa de Noheda tenemos una baza colosal, que muy poca gente, tanto dentro como fuera del pueblo, valora adecuadamente: si se monta algo en condiciones y se musealiza bien (todo ello depende de la Junta y del Estado) podrían acudir miles de visitantes. Ojo, que se lea bien: 5.000 personas no son 30.


Por otra parte, en hostelería estamos aún cortos: hubo bastante gente que se fue a Valdecañas. Potencialidad hay en el pueblo, ya que aún quedan viviendas por terminar en Las Callejuelas, e incluso el Bar La Plaza podría ofrecer camas. También se preguntó por lugares donde adquirir productos locales. Hay que poder ofrecer a este tipo de consumidor miel, vino, verduras, hortalizas, huevos, aceitunas, carne de matazón (o matanza, como dicen por ahí) o, incluso, azafrán de aquí, ya que estimula la diversidad agropecuaria y supone unos pequeños ingresos extra que, para nosotros, son de lo más ramplón y para el que viene de fuera, son auténticos manjares. Si, por ejemplo, vendemos nuestros sabrosos tomates de huerto, algo más baratos que en el supermercado, estamos ofreciendo un producto mejor a un precio más asequible. Lo que significa venta segura.

Por supuesto no estoy diciendo que todo ello deba hacerse ya, pero si queremos exprimir al máximo el turismo, se hace imperativo a medio plazo realizar esos avances, que son como redes de pescar dinero. Y donde se hace dinero, se genera empleo, y la gente no se marcha, lo que a su vez genera otros puestos de trabajo al crecer la demanda de bienes y servicios, y así sucesivamente en el círculo virtuoso que salvaría a nuestro moribundo pueblo del abandono. No nos podemos permitir perder ni un sólo tren más. Y esto sí que se puede conseguir haciendo fuerza desde el Ayuntamiento, que a veces es la voluntad que se ha echo notar por su ausencia.

PD: ¿Acaso no se publicitó en el pueblo o es que la gente de aquí pasó directamente de ir? Porque el precio (10 €) y lo que incluía (comida y cena) era más que asequible. Esta es la clase de abulia que mata al pueblo.

viernes, 21 de noviembre de 2008

Ayer fue 20-N

Y algunos elementos de la izquierda se reunieron para "celebrarlo" en el Círculo de Bellas Artes de Madrid para montar un espectáculo francamente lamentable.


Estaban los mismos intelectualoides de siempre: Almeida, Saramago, Bardem (¿de qué se quejará luego?), Leo Bassi... vamos lo mejorcito de cada casa. Prepararon un acto homenaje a Garzón por todo el revuelo provocado por su pretendido juicio al franquismo. Hasta ahí todo bien. El problema es que la cosa no parecía ser tan neutra y al final pidieron la quema de libros de determinados autores. Lo cierto es que el valor historiográfico de los mismos, Pío Moa o César Vidal, es poco más que nula, pero su visión de la Historia, alejada de la izquierda, hace más daño del que debería a la Progresía de este país.


¿Quema de libros? ¿A alguien le suena? Pues sí, es exactamente lo mismo que hicieron los nazis el 10 de mayo de 1933, quemar los libros de los que resultaban incómodos para la forma de pensar oficial. ¿Es que la progresía también busca que pesemos todos de la forma "correcta"? Como dijo el autor alemán Heinrich Heine en 1821 “Ahí donde se queman libros se acaban quemando también seres humanos”. Simplemente escalofriante.

Estos son los mismos que dicen que lucharon contra la dictadura de Franco, cuando no lo hicieron. Los mismos que se empeñan a demonizar a la media España que no es de izquierdas. Los mismos que se consideran los garantes de la democracia, pero que son antidemócratas, atacan las instituciones, se alían con los partidos que atacan la Constitución o que se echan a las calles con banderas anticonstitucionales (la tricolor) a la menor oportunidad.


Lo cierto es que ellos mismos son los principales interesados en la supervivencia del franquismo y de los franquistas. Necesitan de ellos porque les servirían de contrapunto ideológico para justificar su locura. Lo malo es que no existe ese contrapeso, por lo que conviene mantener vivo cualquier rescoldo "facha", o avivarlo, o sobredimensionarlo. El caso es que los paladines de la democracia, los partidarios de la Cuba de los Castro, deben salvarnos de algo que no existe y a lo que, cuando existía, jamás se atrevieron a enfrentarse.

Ah, por cierto, en la reunión del Círculo llegaron a darle palos hasta a Zapatero. Les parecerá un tibio.

jueves, 20 de noviembre de 2008

Un pequeño diccionario de Rugby


Bueno, ya sabeis que juego de segunda línea en el Club Rugby A Palos de Cuenca, y qué mejor forma de que os adentréis en este juego a través de este pequeño "glosario" de términos, en clave humorística, claro, desde la perspectiva de los pillieres.

Ala: Personas que corren mucho, sin mérito alguno, dado que no tienen “mochila” como los pilieres. Suelen ser los primeros en liar las tanganas y los primeros en marcharse cuando aparecen los delanteros a defenderles. Beben zumos en el tercer tiempo... puaggggg.

Apertura: El 10. El hombre que nunca placa. Uno de los dos objetivos a chocar si llevas el balón junto con el medio melé). Estos dos son los que con frecuencia, y al ver llegar al/los contrario/s, te hace la vendida y te da el balón a un metro de ellos. Muy majos. Lo peor es escucharles continuamente.

Árbitro: Personaje que administra el reglamento de la Fira que es claramente anti-gordos.

Avant: Jugada preferida por los tres cuartos. Por más que lo ensayan y nombran jugadas siempre acaba todo igual: los gordos haciendo una melé por avant.

Campo: Mide demasiado, no hay forma de coger o placar a los tres cuartos rivales, mierda de anoréxicos...

Centros: Tres cuartos igual de anoréxicos que los Alas, pero que corren menos y (supuestamente) placan más.

Conversión: Jugada para que chupe cámara el pateador y realice su ritual gilipollesco de gestos (algunos incluso se ponen de moda entre ellos, culito en pompa, manos entrelazadas...) para al final, hacer lo mismo que haríamos los gordos, dar una patada a un balón parado... menudo mérito.

Delanteros: Los ocho jugadores más importantes de este bello deporte, los que se baten el cobre. Son grandes y fuertes para sus trabajos específicos. Se agrupan en primera (más pesados, inteligentes y guapos), segunda (altos y sin cerebro) y tercera línea (tres cuartos fuertes). Estos son los que de verdad beben en el Tercer Tiempo.

Drop: Patada a palos en juego que se realiza a bote pronto y vale tres puntos, excusa del pateador (otra más) para no chocar y provocar un retardado sobre el, para que fingiendo, te enseñen tarjeta amarilla.

Ensayo: Un jugador marca un ensayo cuando posa la bola en la zona de marca adversaria. Su valor es de cinco puntos que pueden complementarse con dos más si se transforma la patada de conversión posterior. El ensayo de castigo se concede entre los postes cuando, la delantera contraria se humilla reiteradamente y no nos deja empujarles. El Ensayo, con mayúsculas, se produce cuando un pilier entra en apoyo de la línea (nunca estará allí de palomero, siempre vendrá en carrera).

Flankers: Jugadores 6 y 7 del equipo. Miembros de la tercera línea. Son los delanteros más dinámicos, fuertes y rápidos (en realidad son los pilieres, pero estos por modestia, delegan en ellos para que se puedan lucir), pero contundentes en el choque porque son quienes se encargan de corregir al medio melé o apertura contrarios. Suele decirse irónicamente que una buena melé siempre debe contar con un flanker psicópata.

Fases: Parida táctica del entrenador, que trato de decirnos que hay muchas, cuando los gordos sabemos que solo hay dos en todo el partido, llamadas “tiempos” 1º y 2º.

Fijar: Acto de cobardía que consiste en pasar el balón cuando un gordo te va a placar y dejarle compuesto y sin novia.

Fuera de juego: Suele pasar cuando sacan las cervezas y te pillan hablando con el contrario, (sobre todo a los tres cuartos), más frecuente es el hecho de que salgan las tapas y no pilles ninguna.

Infracciones: Leyes que se inventan los delgaditos para que no les podamos tocar. Que si no tengo balón, que si estás delante de la abierta.... mariconadas para que no les podamos dar su merecido.
Juez de touch: El novato del equipo, que no va a jugar y se le deja que haga un poco de ejercicio.

Maul: Se produce cuando estás cansado, perdón, ves que tu equipo se queda atrás por tu rapidez y te giras para esperarles y ofrecerles el balón, es un acto de generosidad de los gordos.

Melé: Cuando el partido es en un día lluvioso, y ya llevamos 10 melés, a partir de esa, solo valen para apoyarnos en el compañero y en los contrarios a descansar un poco y recuperar el resuello. Eso si el rival es legal, si se pican, es una jugada ideal para demostrar quienes son los mas fuertes.

Medio melé: Es, junto con el apertura, el gay del equipo. Si bien es cierto que da más la cara y que para placar suele colgarse del cuello de los delanteros. Se tira todo el partido dándolos azotes en el culo y llamándonos gordos. No es mal tipo... después de todo juega a tu lado.

Pantalla: Pides el balón en carrera y cuando tus 150 kilos están en marcha, el medio melé no te da el balón y el colegiado pretende que pares en seco o desaparezcas... ¡ casi ná ¡.

Pase: Gesto que realizan los delgaditos para pasarse el balón estando cada vez más lejos, complicando el gesto que hacemos los gordos de darlo en la mano las pocas veces que nuestro limitado cerebro no nos pide “no lo pases y tira p’adelante que no te para nadie”.

Pateo: Esto es algo que los pilieres tenemos prohibido y pobre del que lo haga y salga mal, el tercer tiempo será la mofa de todos sus compañeros por patear en lugar de chocar contra alguien, eso si, los tres cuartos siempre tendrán alguna excusa para sus fallos, aire..., lluvia,... presión, ...., tipo upatrander (la bola sube y vuelve hacia su campo en lugar de avanzar). Cuando un tres cuartos del equipo contrario va a patear los gordos subimos con la excusa de taponar el balón y de paso paras tu cuerpo con la cara del contrario para volver a tu campo diciéndole al arbitro “no he podido pararme”. En general es un recurso de los anoréxicos para cuando un gordito llega en apoyo de la línea (nunca se habrá quedado de palomero, eso no es cierto, es visión de juego, leer el partido), bueno cuando el gordito va a placar al anoréxico, éste cobarde da una patada a seguir, de forma que no le puedas placar (mejor dicho no le debas placar), te tengas que dar la vuelta e ir hacia el balón, todo esto mientras tu barriga patina hacia un lado, tus piernas frenan hacia otro y tu cuello se gira buscando el balón, y claro el delgadito se escapa... mierda de reglas.

Pell-off: Se produce cuando uno o varios jugadores abandonan su posición en el alineamiento (touch o line-out) con la finalidad de tomar el balón que ha sido pasado o palmeado por uno de sus compañeros de alineamiento.

Percusión: ahhh, por fin... que gusto, pillé al tres cuartos y le esmigué. Al margen de ese placer, percutir es el oxigeno de los delanteros, si percutes tu se te hinchan los pulmones (mitad orgullo) y si recibes tu la percusión se te deshinchan (orgullo fuera y dolor dentro).

Pilier: Estilo de vida llevado hasta las últimas consecuencias. Son siempre castigados por sus clubes al empeñarse estos en que las camisetas que deben lucir (Números 1 y 3) son XXL de verdad, cuando todos sabemos que encogen, no porque estemos esa temporada más gordos, digo fuertes.. Son los catedráticos del equipo, algunos dicen que tienen un cerebro binario de dos posiciones (empujar o placar), pero se equivocan, son mucho más profundos, les cabe otra idea (beber). En otro manual daremos grandes citas de estos monstruos de la materia gris.

Pick and go: ¿acaso hay alguna otra posibilidad de juego? Ah, si... dársela a los delgaditos.

Placaje: forma educada de pedir al contrario que pare, que no sea egoísta y deje que los demás toquen el balón, los tres cuartos (son muy educados) se lo dicen a base de “pegatinas”, o sea, golpecitos ligeros en la espalda, pero debe ser que dan flojo porque no les escuchan y no paran hasta que un delantero se lo dice por escrito a la altura de los riñones.

Primera línea: Formado por los pilieres y el talonador. Es la amistad, la unión. Un partido lo ganan quince pero lo pierden tres.

Pub: Lugar donde los gorditos demuestran que no solo de bebidas isotónicas vive el hombre y donde tratamos de convencer a los tres cuartos de que con unos kilitos estarían más guapos. De un tiempo a esta parte se ha puesto de moda celebrar los terceros tiempos en una taberna irlandesa, cuando todos sabemos que no tienen pinchos, ni tortilla de patatas ni croquetas ni empanadillas (salvo el O’Dirscoll de Torrejón que Cesar lleva de todo), eso si, buena cerveza y mejor güisqui. El pilier cuando se retira pone un negocio de estos, es donde se siente más cómodo, lo malo es que se bebe los beneficios, pero en fin, no hay trabajo perfecto.

Off load: El juego de apoyo y transmisión. Ilusión que repite incansablemente el entrenador todos los días y que nunca he llegado a entender (deberé aprender más inglés).

Octavo: El último “miembro” de la delantera en la melé. Es el que sufre los efectos de las comidas copiosas de sus compañeros delanteros (lo siento por el en días de cocidos madrileños). Suele ser un gordito con conciencia que sueña con marcar abdominales, (eso que dicen existe, yo no me lo creo). Suele jugar de ocho el delantero que ese año más ha adelgazado (cobardía premiada).

Segunda línea: Jugadores muy altos y con poco cerebro y menos coordinación todavía que debido a esto no han triunfado en el basket y que para nada que hacen (saltar la touche) necesitan de la ayuda de los fornidos pilieres para levantarles.

Set Piece: ¿¿ein?? ¿¿lo cualo??.

Sin bin: Zona de descanso.

Ruck: Zona donde se aplica aquella regla no escrita de “todo lo que hay debajo de la bota es césped” y por lo tanto, le recuerdas a algún contrario lo mal que se portó contigo en otra jugada pasada, firmándole la camiseta con los tacos de tu bota.

Talonador: Debe su nombre a una malformación que le permite (mientras los pilieres empujan por el) patear como pueda el balón hacia los segundas o terceras. Es el encargado de repetir las señas en los saques de banda y al que siempre algún pilier le tiene que recordar que se quite el protector bucal para entenderle, aunque da igual, porque el balón suele ir donde no hemos dicho por haber sacado mal la touche, perdiéndose el balón (lo rifan) dando lugar a un peligroso contraataque. Por esto, son grandes aficionados a la loteria y a las rifas.

Tercer tiempo: El rugby es una excusa para celebrar el tercer tiempo. El rival te puede haber derrotado en el campo, pero tu tienes que ser el último en salir del bar.

Tercera línea: Formada por los nº 6, 7 y 8. Vease Flankers y Octavo.

Tres cuartos: Son los anoréxicos que provienen del atletismo y crean figuritas para no ser placados (cruces, saltos, fintas, pases largos y patadas).

Touch (Line out): Momento en el que podemos recuperar un poco el resuello después de que los tres cuartos, el medio melé y el apertura decidan sacar el balón fuera del campo (de una puñetera vez). Aunque a veces aparece el típico ala listillo que se hace un autosaque y nos joroba el descanso el muy mamón... Cuando llegamos nos situamos una delantera enfrete de la otra, con miradas agresivas (disimulando la asfixia) y mientras el colegiado nos invita a que dejemos un margen de un metro (como que estamos para contar nosotros...) que nunca se respeta. Y es entonces cuando el talonador tiene su momento de gloria, en el que puede que incluso acierte con lo marcado en las señas y con su compañero alzado entre dos gorditos sosteniéndolo por la cintura (el entrenador insiste en ganar altura sosteniéndole por las rodillas, entre las risas de los pilieres).

Ventaja: Jugada que se convierte en un ciclo cerrado, en un dejavú que consiste en que cuando el contrario mete la pata (también ellos tienen tres cuartos que se les caen los balones) el arbitro te deja coger el balón e iniciar el contraataque, normalmente se busca al medio melé para que éste le pase el balón a los tres cuartos para que estos a su vez, pierdan el oval en otro avant y al final acabemos como siempre, en otra puñetera melé.

Zona de marca: Hay dos: la contraria y la tuya. La contraria es el lugar que la primera línea sueña con posar el balón y tener su momento de gloria y la zona de marca nuestra es donde no deben ni pueden llegar los contrarios. En esta zona se han vivido momentos inolvidables, a veces por el lucimiento de los anoréxicos que al lanzarse para realizar un ensayo glorioso se les ha caído el balón de las manos. Normalmente, el gordo que ve la línea de marca no busca ganar más metros acercándose a los palos (bastante ha tenido con llegar allí).

Zaguero: Es el jugador número 15. Fermín dice que debe tener mucha riqueza táctica y técnica... que debe leer los partidos... que su patada es fundamental, especialmente la defensiva... que deben ser fuertes en el placaje... pero en España nos conformamos con que paren inicialmente al contrario (sin pegatinas) y que no se les caigan muchos balones al pedir el mark y que al patear, por lo menos, echen el oval fuera del campo, pero siempre se les queda dentro y .... otra vez a correr.

Y esta tarde, entrenamiento. Al que se anime, Parque de los Príncipes de Cuenca a las 19:00.

Editado: la diccionario no es de mi autoría, me llegó tal cual por correo electrónico. Si alguien conoce al autor, agradecería que se me indicase para darle al César lo que es del César.

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Y al final resulta que Franco había muerto


Pues sí, amigos, después de todo el revuelo que formó el juez más conocido de este país, resulta que al final, de juicio a los crímenes del Franquismo, nada de nada.

El afán de protagonismo de esta persona (y su desbordante soberbia) le llevaron a embarcarse en su enésima cruzada personal contra el Mal (sí, con mayúscula) para volver a estar en el candelero. Su dedo acusador se ha ido dirigiendo a personalidades de todo el globo, como Pinochet, Kissinger o hasta Berlusconi, incluso de nuestro país, como Jesús Gil. Parece ser que, como ya llevábamos demasiado tiempo sin tener noticias suyas, ya había llegado la hora de que la gente volviera a hablar de él. Y vaya si lo consiguió.

Remover el tema de nuestra última Guerra Civil y la posterior represión de los golpistas siempre ha resultado muy delicado en este país, aún con todas las décadas transcurridas: los afanes de "tapar" los crímenes de unos, y la búsqueda de la "revancha" a cualquier precio de los otros hacen del tema un asunto espinoso.

Y el caso es que su causa contra el Franquismo tenía una parte muy positiva, como lo puede ser la apertura de las fosas comunes para poder enterrar dignamente a las personas allí sepultadas tras ser ejecutadas.

Pero cuando la pretensión de fondo es buscar responsabilidades en torno a los asesinatos políticos desarrollados durante y tras la guerra únicamente en uno de los dos bandos contendientes, la parcialidad de la causa es palpable. Y la posible indignación de los represaliados por la República, también.

No basta con decir que ya quedaron suficientemente reconocidas durante el Franquismo, ya que si asumimos que aquello estuvo mal, por el simple "efecto péndulo" no podemos hacer lo mismo. Sería inmoral.

Por otra parte, la causa es ilegal. Según la Ley de Amnistía de 1977, aprobada por más del 90% del Parlamento español, incluído el Partido Comunista (¿tenía Carrillo también algo que "tapar"?) los crímenes relacionados con la Guerra y la represión de la posguerra quedaban automáticamente prescritos. Y nos guste o no, es lo que decidió la soberanía popular.

Finalmente, esta mañana el tema de conversación de todas las tertulias y portadas de periódicos es que Garzón desiste. El "Juez Estrella" decide inhibirse en previsión de que la Audiencia Nacional lo considerase incompetente para el caso; simplemente le pasa la pelota a los juzgados provinciales. Como si no hubiera criminales a los que enjaular en la actualidad (¿no se acuerdan ya de la saturación de los juzgados por la que se hizo huelga hace unos meses?) como para ponerse a buscar a unos criminales que llevan décadas muertos.

¿Para qué ha servido todo este paripé, que es lo que es, que ya se sabía que no iba a desembocar en ninguna parte? Pues ha servido para enseñarnos que la izquierda de este país, por muy conciliadora que pretenda presentarse en este asunto, siempre está dispuesta a sacar el cuchillo. También ha servido para que Garzón se luzca nuevamente y su ego se alimente al calor de todo lo que se habla (y se hablará) de él. El precio no es despreciable: se le han "escapado" varios narcotraficantes (ya se sabe, quien mucho abarca...) y el dinero que ya se haya gastado, que no habrá sido poco.

Dicen con sorna en los periódicos que, como Garzón finalmente ha descubierto que Franco ha muerto, no lo puede encausar por los crímenes que cometió, con lo cual, ha dado marcha atrás. ¿Y para eso tanto?

martes, 11 de noviembre de 2008

Noventa años del fin de la Gran Guerra


Hoy, a las 11:00 de la mañana ("hora once, día once, mes once", fecha fácil de recordar donde las haya) es el nonagésimo aniversario de la rendición de Alemania en la que se conoció como Gran Guerra, y que pasaría, unas décadas más tarde, a ser conocida como la Primera Guerra Mundial. Acaban así cuatro años de la más oscura y cruda realidad del género humano

Esta barbarie, fruto de la competición imperialista entre las potencias europeas se saldó con la muerte de más de diez millones de personas. Sí, diez millones. Una magnitud de gente demasiado enorme como para que un ser humano sea capaz de asimilarlo. Pero también fue una guerra entre dos formas de ver el mundo: el autoritarismo nacionalista que representaban Alemania y Austria-Hungría frente a la democracia liberal que encarnaban Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos. Bien es cierto que había notables excepciones, como el brutal Imperio Zarista, una auténtica reliquia del pasado europeo más oscuro.


¿Cuáles fueron las consecuencias de una guerra tan lejana para nosotros? Aparte de los evidentes destrozos causados por la guerra, especialmente en un radio de unos 100 km de la frontera franco-belga, se produjeron la disolución de países que ya no existirían después, como Austria-Hungría, y otros que aún perviven en la actualidad, como Polonia. También aparecieron dos países que marcarían de forma indeleble el Siglo XX: Alemania, en la que quince años más tarde se haría con el poder un austríaco llamado Adolf Hitler, y la URSS; las dos grandes amenazas para la libertad y la democracia de la pasada centuria.


El fin de la guerra también vio el encumbramiento de EE.UU y Japón como potencias mundiales, el decaimiento de Europa como centro neurálgico mundial, el acceso de la mujer al mercado laboral (y finalmente la obtención del derecho a votar), el desarrollo de "armas de destrucción masiva" (armas químicas y bacteriológicas se emplearon con profusión por ambos bandos), la utilización progresiva de aviones de guerra, tanques y transportes motorizados para la tropa (germen de los modos de lucha de la Segunda Guerra Mundial), la utilización masiva de la publicidad, la demonización del enemigo... A todos nos suenan estas cosas.

La guerra también vio nacer a personajes míticos en el imaginario popular, como el Barón Rojo y Lawrence de Arabia. Muchos personajes importantes lucharon en ella: desde el propio Hitler a J.R.R. Tolkien, pasando por Churchill, Mussolini, y muchos otros militares que se harán famosos veinte años después en la Segunda Guerra Mundial (Rommel, von Manstein, Rokossovsky, McArthur y tantos y tantos otros)

¡Ya estamos en Google!



Sí, amigos, ya podemos buscar el Banco en el Santo Cristo en el popular buscador de Internet Google.

A ver si así conseguimos que alguien más se siente por aquí.

Por cierto, me gustaría aprovechar para presentaros Buigle, un buscador, que funciona igual que Google, gracias al cual, colaboraremos con la Iglesia Católica a través de los ingresos obtenidos por publicidad. Yo lo utilizo en mi casa como buscador predeterminado y funciona perfectamente. Si queremos la independencia económica del Estado (y no deberle nada, para que luego lo eche en cara cuando no tenga nada con qué tapar su enésimo error) hay que apoyar este tipo de iniciativas.


A la izquierda incluyo en enlace.

domingo, 9 de noviembre de 2008

Yes, we can. Obama, Presidente.


Pues sí, amigos, venció el candidato demócrata en las elecciones. Nuestros sondeos no fallaron, dando un 75% a favor de Obama por los 25 % de McCain, para que luego digan de las encuestas.

Realmente los resultados en votos absolutos no arrojan una "paliza" tan contundente como se nos pretende veder en determinados medios de comunicación patrios: 52,4% para el ganador frente al 46,35% del republicano. Seis puntos de diferencia frente a los trece que daban las encuestas del día anterior a los comicios.

De cualquier forma, en las elecciones americanas los que cuentan de verdad son los votos electorales, cuya distribución definitiva ha quedado tal que así.


Si los sumáis (os ahorraré el trabajo), dan 364 para los demócratas y 162 para los republicanos. ¿Cómo puede ser que no habiendo resultado el parcial de votos populares tan aplastante haya semejante abismo en los votos electorales? Bien sencillo: cada estado vota de forma separada, y el partido que más votos haya recibido, se lleva todos los votos electorales (establecidos a proporción con la cantidad de población) que tenga el estado.

Según el propio Obama, llega el momento del cambio para América (y para el mundo me gustaría añadir). ¿Será para bien o para mal? Desde luego Bush ha dejado el listón alto: no creo que pueda hacerlo peor, francamente.

Que será, seráaaaa, el tiempo te lo diráaaaaa...

martes, 4 de noviembre de 2008

Marcas Blancas

En estos tiempos de crisis económica, no son pocos los que comienzan a mirar con más detenimiento el precio de los productos que adquieren: la gente ya no está (tan) dispuesta a pagar el precio de la marca, por el mero hecho de serla. Es por ello por lo que las denominadas "Marcas blancas" han experimentado un crecimiento espectacular en sus ventas.

Para los que no lo sepan, las marcas blancas (marca de distribuidor o marca genérica) son marcas pertenecientes a los grandes distribuidores (por ejemplo, los hiper y supermercados), a través de los cuales éstos buscan la fidelización del cliente. O lo que es lo mismo, que les compres directamente a los del supermercado antes que a la empresa, por ejemplo, lechera. Para conseguirlo, nos presentan productos más baratos y de una calidad igual o muy similar a la de las grandes marcas del sector, ya que son éstas mismas las que los fabrican.

En mi familia llevamos consumiéndolos años: ya que te permiten ahorrar un dinerillo sin escatimar en la calidad del producto. Por ello, personalmente las recomiendo.

A continuación os dejo un genial enlace a un documento pdf en el que aparecen listadas, por comercios, las diferentes marcas blancas y la empresa fabricante de sus productos (por cortesía del triúnviro Craso) http://elreplicante.es/wp-content/uploads/2008/02/marcas-blancas.pdf

lunes, 3 de noviembre de 2008

¿Sirven para algo los minutos de silencio?


Muchas veces hemos acudido a alguna de estas concentraciones pacíficas. Las razones son varias: atentados de ETA, contra el hambre, contra la violencia doméstica, etc.

Normalmente nos enteramos la misma mañana en la que se celebra, y el primer pensamiento que te viene a la mente es: "entre que subo, bajo y el minuto me escaqueo del trabajo un buen rato". Y así bajamos a la entrada de la facultad, oficina biblioteca o puesto de trabajo con los compañeros contándonos las últimas anécdotas del mismo modo que cuando acudimos al almuerzo.

A continuación nos ponemos todos con cara seria delante de la puerta con el resto de trabajadores (con suerte, hasta nos fotografiarán con rostro preocupado y apareceremos en algún diario), pero en el fonfo no creyéndonos nada: ni verdaderamente nos comprometemos con la causa a defender ni creemos que sirva para nada.

Pero entonces se obra el milagro. En ese minuto comenzamos a reflexionar sobre nosotros y sobre el mundo, nos acabamos escuchando a nosotros mismos, una voz incómoda a la que no estamos acostumbrados, tan rodeados de ruidos como vivimos.

Y así nos damos cuenta: el minuto de silencio no sirve ni para acallar las bombas (es más, suelen provocar la de los asesinos etarras y la de los que los secundan) ni para evitar que una maldita sabandija pegue a su mujer, marido, hijo o padre. Su verdadero valor estriba en que nos pone en contacto con nuestra parte buena (la Conciencia, que decimos algunos) y nos empuja a ser mejores personas, a luchar por un mundo más justo.

A lo mejor todos necesitamos un minuto de silencio cada día...